Mascarilla de tomate: La más conocida – ¿La mejor de todas?

Sin duda alguna, la mascarilla de tomate ha sido la más codiciada y la más conocida por todos los tiempos. Se dice que la mascarilla de tomate te ayuda a combatir el acné, la piel grasa, los puntos negros y a las arrugas. Por lo tanto, es como tener una mascarilla todo en uno.

Publicidad

Pero, a pesar de que se conoce desde hace mucho tiempo, son muy pocas las personas que la saben elaborar. Por ello, nosotros hemos decidido realizar un post para que puedas informarte al máximo sobre la misma y sepas todo lo que necesitas para hacerla. Además, te diremos su preparación paso a paso para que luego te la apliques de una manera bastante sencilla.

mascarilla de tomate 2

Materiales para elaborar la mascarilla de tomate

Para realizar la mascarilla de tomate debes tener muy en cuenta los siguientes materiales:

  • Un cuchillo.
  • Una taza.
  • Una toalla.
  • Una tabla de madera.

Ingredientes para preparar la mascarilla de tomate

Sin duda alguna, además de ser la mascarilla más eficaz, es la más económica. Para hacerla solo necesitas de un tomate grande y unas cuantas cucharadas de azúcar. Por lo tanto, no tienes excusa para no hacerla y ver sus maravillosos resultados.

Preparación de la mascarilla de tomate paso a paso – Bien explicado

Después de tener todos los materiales e ingredientes listos, deberás seguir 2 pasos al pie de la letra para que puedas preparar la mascarilla de tomate sin problema alguno. Estos pasos son:

PASO 1:

Busca un tomate y colócalo sobre una tabla de madera. Posteriormente, con un cuchillo, córtalo en rodajas de pocos centímetros. Luego de esto, pasa las mismas a una taza.

PASO 2:

Incorpora el azúcar rociándola y untando las rodajas de tomate por completo. Luego, deja que las mismas se compacten durante 5 minutos en el congelador. Posteriormente a ello, aplica en el rostro. Pero…

¿Cómo debo aplicar la mascarilla de tomate en el rostro?

Sin duda alguna, esto es lo más fácil. Para aplicar la mascarilla de tomate solo debes agarrar rodaja por rodaja e irte pasando la misma por tu rostro con movimientos circulares. El tomate ya no servirá cuando se le haya ido el azúcar y queden residuos del mismo en tu rostro. Después de esto, tendrás que cambiar a otra rodaja. Muchas personas también optan por dejar algunas rodajas de tomate en el rostro y, aunque esto es posible, se recomienda que primero se esparza por todo el rostro con movimientos circulares. Nunca se deben colocar las rodajas en los ojos.

Finalmente, haz esta mascarilla de tomate 2 veces a la semana durante 1 mes y descubre los maravillosos beneficios que trae para la piel de tu rostro. ¡Quedarás totalmente impresionado!

Sobre El Autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados